14 junio, 2018

10 consejos para crear contraseñas seguras

  •  
  •  
  •  

A pesar de las advertencias, un reciente estudio demostró que durante el año 2017 los usuarios continuaron usando contraseñas débiles y muy fáciles de adivinar donde la lista está encabezada por la clásica “123456”.

Nadie puede discutir que la vida moderna trae consigo grandes beneficios, entre ellos Internet, sin embargo en muchos casos también significa diversos desafíos que pueden poner en riesgo nuestra propia privacidad. Un estudio de Microsoft reveló que en promedio las personas mantienen 25 cuentas activas en la red, por ejemplo correos electrónicos, bancos, redes sociales, tiendas online, entre otros. Considerando que todos estos nos brindan la posibilidad de mantener perfiles/cuentas protegidas por contraseñas creadas por nosotros mismos es cuando comienza el desafío ¿Cómo crear contraseñas suficientemente seguras y que sean fáciles de recordar?

La verdad es que la seguridad de las contraseñas resulta fundamental a la hora de resguardar nuestra información privada y a pesar de que todos lo sabemos, aún la mayoría mantiene patrones fáciles de descifrar por los hackers. De hecho, estudios señalan que el 60% de las personas reutilizan las contraseñas por más de una ocasión, inclusive, utilizan la misma clave para diversas cuentas.

Aún peor, un reciente estudio del sitio web Splashdata dejó en claro que los usuarios utilizan contraseñas débiles, poco creativas y muy fáciles de adivinar. Esta información fue extraída tras analizar las contraseñas más robadas durante el año 2015, considerando más de tres millones de cuentas.

1. Caracteres alfanuméricos

Las contraseñas compuestas por letras, números y símbolos son más difíciles de adivinar. Asimismo, se pueden combinar letras mayúsculas y minúsculas.

2. Mínimo 8 dígitos

Es cierto que mientras más largas son más difíciles de recordar, pero también es más complejo descifrarlas para un hacker.

3. Olvidarse de información personal

El nombre de mascotas o familiares, fechas importantes, números telefónicos, entre otros, es información fácil de obtener por cualquier persona por lo que no resulta seguro su uso en las contraseñas.

4. Combinar palabra

Además de hacerlas alfanuméricas, es importante usar más de una palabra para hacerla más robusta.

5. Crear frases y reducirlas

Sin duda este es el método más eficaz, sin embargo, muchos temen olvidarlo por lo que debe usarse una frase fácil de recordar. Un ejemplo sería: “Me gusta comer 1 helado con crema y 2 galletas!”, al reducirla quedaría “Mgc1hccy2g!”

6. Mantener diferentes claves para las diferentes cuentas

Sin duda la información que se mantiene en el sitio del banco, no tiene el mismo valor que el de una red social, por esta razón, es importante que las contraseñas sean distintas para cada cuenta, de tal modo si una de ellas es descifrada no corren peligro las otras.

7. Cambiarlas periódicamente

Un buen método es estar cambiando de forma constante nuestras contraseñas, la recomendación es hacerlo al menos una vez cada 3 meses.

8. No reutilizar contraseñas

No es buena idea estar repitiendo las contraseñas ya que en algunos casos puede haber habido una fuga de información y dicha contraseña quedó registrada por un hacker que más adelante podrá probar si aún está vigente.

9. Las contraseñas son personales

Aunque confiemos ciegamente en otra persona, no es recomendable compartir las contraseñas ya que un error podría significar la pérdida de toda nuestra información.

10. Digitar uno mismo la contraseña

La idea de olvidar las claves y el ofrecimiento de algunos sitios por la opción recordarla automáticamente pone en riesgo que un tercero acceda a la cuenta sin siquiera haber hecho el intento de adivinar la clave.

“Las contraseñas son las llaves que abren la puerta a toda nuestra información confidencial, ya sea personal o laboral, por lo que resulta fundamental esforzarnos por mantener niveles de seguridad apropiados que no sólo nos mantendrán protegidos, sino que nos podrían evitar desde dolores de cabeza, hasta pérdidas económicas”.


  •  
  •  
  •  

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *